Saltar al contenido
Yo Amo Enfermería

Presión Venosa Central mediante Monitor

Presión Venosa Central mediante Monitor

Presión Venosa Central mediante Monitor

   La medición de la presión venosa central mediante monitor es la determinación en centímetros de agua de la presión de la sangre, en la vena o en la aurícula derecha, mediante un catéter central introducido a través de las venas subclavia, yugular, basílica, cefálica o safena y registrado a través de monitor. Los valores normales son :

  • En la vena cava de 6 a 12 cm de agua y
  • En la aurícula derecha de 0 a 4 cm de agua

Objetivo

Evaluar el estado hemodinámico del corazón derecho, así como detectar anomalías cardíacas y alteraciones de la volemia.

Personal

Enfermera.

Material

  • Monitor.
  • Cable para transductor.
  • Un soporte de goteo.
  • Soporte “manifold”.
  • Soporte de “cápsulas” o transductores.
  • Set completo del transductor. (El distribuidor facilita este set ya montado y operativo para la toma de presiones.).
  • Bolsa de suero salino isotónico o glucosado al 5%.
  • Guantes.
  • Presurizador.
  • Hoja de registro.
  • Bolígrafo.

Ejecución

Preparación del personal

Preparación del equipo de presión venosa central

  • Abrir el set completo del transductor y conectarlo al suero.
  • Purgar lentamente el circuito verificando la ausencia de aire en el mismo y en la cámara del transductor, vigilando la correcta conexión de todas las partes del sistema.
  • Introducir la bolsa de suero en el Presurizador, aplicando la presión óptima de trabajo indicada en la hoja de instrucciones que acompaña al transductor. En niños se mantiene una presión entre 150 mmHg y 300 mmHg para obtener un flujo constante de entre 1,5 y 3ml/hora.
  • Colocación de guantes estériles.
  • Con técnica estéril, conectar el equipo de perfusión al catéter cuya presión queremos medir.
  • Conectar el cable del monitor al transductor.
  • Calibrar el transductor.
  • Comprobar la correcta monitorización.

Calibración del transductor:

  • Colocar el transductor a la altura de la aurícula derecha (línea axilar media).
  • Seleccionar el programa específico en el monitor que se ajuste a la presión que se desea calibrar.

Calibración del transductor

 

  • En la llave de tres pasos del transductor, cerrar la línea de acceso al paciente, poniendo en contacto el transductor con el medio ambiente a través de un tapón el cual deberá estar perforado o en su defecto deberemos retirarlo.
  • Seleccionar en el monitor la calibración (hacer cero).
  • Volver la llave de tres pasos a su posición.

Preparación del paciente

  • Identificación del paciente.
  • Informar al paciente y/o familia del procedimiento a realizar.
  • Fomentar la colaboración del paciente en la medida de sus posibilidades.
  • Preservar la intimidad y confidencialidad.
  • Comprobar la colocación de la punta del catéter en aurícula derecha o vena cava superior mediante RX de tórax.
  • Poner la cama horizontal, si la situación del paciente lo permite.
  • Colocar al paciente en decúbito supino 0º grados sin almohada, salvo contraindicaciones. Si no tolera esta posición, se puede realizar con la cabecera de la cama ligeramente elevada, máximo a 30º.

Procedimiento

  • Higiene de manos.
  • Colocación de guantes.
  • En un soporte de suero ajustar un soporte “manifold” y a éste incorporar el soporte de “cápsulas” o transductores.
  • Colocar el transductor a la altura de la aurícula derecha.

Presión Venosa Central mediante Monitor

  • Realizar el mínimo número de manipulaciones posibles y utilizar siempre una técnica aséptica estricta.
  • Si el catéter central es de varias luces, determinar por qué vía se ha de hacer la medición y marcarla adecuadamente.
  • Si se está administrando por esa vía alguna solución, suspenderla mientras se realiza la medición.
  • Lavar la vía donde se va a realizar la medición.
  • En el monitor, se deberá verificar que no están desactivadas las alarmas de las presiones que se van a monitorizar, del mismo modo se deberá comprobar que están fijados los limites máximo y mínimo correctos.
  • Seleccionar en el monitor la medición de presión venosa central.
  • Colocar la llave de tres pasos en la posición: suero – transductor – paciente.
  • En el monitor aparece una curva con la presión y el valor numérico de la presión venosa.
  • Si la presión es mayor o igual a 30 cm de agua y la oscilación coincide con el pulso, indica que la punta del catéter está en el ventrículo. Avisar al médico para que retire un poco el catéter hasta su posición correcta.

procedimiento de medicion de PVC mediante monitor

  • Se deberán tener en cuenta las siguientes alteraciones en relación con la curva morfológica que presenta el monitor
  • La curva no aparece en el monitor: comprobar permeabilidad de la vía, acodamiento del sistema, desconexión de alguna pieza del sistema.
  • Si la curva aparece amortiguada: despresurización del suero de mantenimiento, burbujas en la cámara del transductor.
  • La curva aparece aumentada en su longitud: el paciente está agitado.
  • Ayudar al paciente a adoptar una posición cómoda y adecuada.
  • Recoger el material.
  • Retirarse los guantes.
  • Higiene de manos.

Consideraciones especiales

La ventilación mecánica aumenta la presión intratorácica y la lectura de la PVC puede dar una cifra superior a la normal. Para contrarrestar este efecto, hacer coincidir la lectura con el final de la espiración o, si la situación del paciente lo permite, desconectarlo un momento para hacer la medición.

Variaciones en constantes vitales del paciente como presión arterial, presión intracraneal, influyen en los valores de la PVC. Patrones respiratorios anormales dan valores alterados de PVC.

Si la PVC ha sufrido alguna desviación con respecto a cifras habituales del paciente, avisar al médico.

No realizar nunca la medición con un suero hipertónico. Usar suero glucosado al 5% cuando el paciente sea menor de 6 años y suero salino isotónico cuando sea mayor de 6 años.

En niños puede heparinizarse la bolsa de suero elegido con 0,1ml por cada 100 ml de suero cuando exista riesgo de obstrucción del y esté prescrito.

Comprobar regularmente la presión de inflado del presurizador.

El sistema se mantendrá siempre cerrado, verificándose la ausencia de aire en el circuito y en la cámara del traductor, evitando así la entrada de burbujas de aire al sistema.

Los monitores de presión pueden expresarla en mmHg o en cm H2O. Si queremos pasar de una a otra debemos tener en cuenta que el mercurio es 13,6 veces más denso que el agua. Para pasar el valor medido en mmHg a cm H2O, debemos multiplicarlo por 1,36. Para pasar a mmHg hay que dividir entre 1,36 la cifra obtenida en cm H2O.

Registro

  • Anotar en el registro correspondiente:
  • Procedimiento realizado.
  • Firma, fecha y hora de realización.
  • La respuesta del paciente al procedimiento.
  • Lectura obtenida.
  • Postura del paciente y ángulo de la cabecera de la cama.
  • Vía utilizada para la medición y, en caso de estar utilizando ventilación mecánica, hacerlo constar.

 


Síguenos en nuestra pagina de facebook para mantenerte actualizado con las entradas en nuestro blog

Referencias

  • Dirección de enfermería. Hospital Universitario Reina Sofía. Manual de Protocolos y Procedimientos Generales de Enfermería. Córdoba.2010.
  • Gonzalez C, Jiménez AM, Luís MT. Medición de signos vitales. Metas de Enfermería noviembre 2000; 46: 50-53. Hospital La Paz. Madrid. Técnicas y Procedimientos de Enfermería. Madrid. 2002. [Consultado el 20 de Noviembre de 2011]. 
  • Hospital Universitario Virgen del Rocío. Manual de Procedimientos Generales de Enfermería. Sevilla. Junio 2008. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011]. 
  • Ibarra Fernández Antonio José. Toma de constantes vitales. Manual de técnicas y procedimientos de enfermería. [Consultado el día 18 de Enero de 2012]. 
  • Junta de Andalucía. Consejería de Salud. Estrategia para la seguridad del paciente. Sevilla. 2006. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011]. 
  • Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. 
  • McCloskey Dochterman, J. Bulechek, G, editors. Clasificación de intervenciones de enfermería (NIC). 4ª Ed. Madrid: Elsevier España; 2005.
  • – Organización Mundial de la Salud. Preámbulo a las soluciones para la seguridad del paciente. Ginebra 2007. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011]. 
  • Organización Mundial de la Salud. Preámbulo a las soluciones para la seguridad del paciente. Ginebra 2007. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011].
  • Unidad de Proceso Enfermero. Hospital Universitario Virgen de la Victoria. Manual de Protocolos y Procedimientos. Málaga. 2004 (8ª edición).

Presión Venosa Central mediante Monitor

Comentarios

comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: