Sonda Nasogástrica Inserción, Cuidados, Mantenimiento y Retirada

La sonda nasogástrica o sandaje nasogástricos  se refiere a la Introducción de un tubo de plástico flexible o sonda a través de la fosa nasal o boca hasta el estómago. Una vez que haya cumplido sus objetivos es retirada.

Sonda Nasogástrica

Objetivos de la sonda nasogástrica

  • Administración de alimentación enteral.
  • Administración de medicación.
  • Realizar lavado gástrico.
  • Aspiración o drenaje de contenido gástrico.
  • Conseguir un correcto manejo y mantenimiento de estos dispositivos para favorecer su permanencia y disminuir complicaciones.

Personal

Material para la instalación de la sonda nasogástrica

  • Sonda naso gástrica adecuada según motivo del sondaje y edad/tamaño del paciente.

Sonda naso gástrica adecuada

  • Tapón para la sonda.
  • Pinza de Kocher.
  • Lubricante hidrosoluble.
  • Vaso con agua templada y cañita.
  • Rotulador permanente.
  • Jeringa de 10, 20 o50ml.
  • Guantes no estériles.
  • Fonendoscopio.
  • Esparadrapo hipoalérgico y/o placa queloide.
  • Gasas.
  • Bolsa colectora.
  • Aspirador, si es preciso.
  • Empapadera.
  • Pañuelos de papel/celulosa.
  • Material para higiene bucal.
  • Bolsa de plástico.

Ejecución

Preparación del personal

  • Asegurar que todo el material necesario esté a mano.
  • Higiene de manos.  
  • Colocación de guantes. 

Preparación del paciente

  • Identificación del paciente. 
  • Informar al paciente y/o familia del procedimiento a realizar. 
  • Fomentar la colaboración del paciente en la medida de sus posibilidades.
  • Preservar la intimidad y confidencialidad.
  • Colocar al paciente en una posición de Fowler (salvo contraindicaciones).
  • Acordar con el paciente cómo indicar el malestar o el deseo de pausa en la colocación o en la retirada de la sonda.

Procedimiento

Introducción de la sonda nasogástrica

Examinar los orificios nasales del paciente y seleccionar el que presenta mayor   flujo de aire. En caso de fractura de base de cráneo, fractura facial y taponamiento nasal, está contraindicada la inserción de la sonda por las fosas nasales. En estos casos utilizar la vía orogástrica.

Retirar prótesis dentales, si procede.

Comprobar que la SNG no presenta defectos y es permeable.

Medir la longitud de la sonda (nariz, lóbulo oreja, apéndice xifoides) y marcar con rotulador permanente.

Medir la longitud de la sonda (nariz, lóbulo oreja, apéndice xifoides)

Colocar empapadera sobre el tórax del paciente.

Lubricar la punta de la sonda o activar el lubricante para facilitar su inserción, preferentemente con agua. No utilizar lubricante no soluble en agua.

Introducir la sonda con una curvatura natural hacia el paciente a través del orificio nasal seleccionado.

Inclinar la cabeza del paciente hacia delante e incitar a que realice el acto de tragar o beba pequeños sorbos de agua, haciéndola progresar suavemente aprovechando los momentos de deglución.

Si hay resistencia en las fosas nasales, no forzar la entrada de la sonda, cambiar de fosa nasal. Si la resistencia persiste, probar con sonda de menor calibre. La perseverancia en la introducción de la sonda cuando existe resistencia puede causar traumatismo al paciente.

Si aparecen nauseas, detenerse y animar al paciente a que respire de forma lenta y uniforme.

Si el paciente presenta tos persistente, dificultad respiratoria y cianosis, retirar la sonda ya que indica que se encuentra en vías respiratorias. 

Continuar introduciendo la sonda hasta llegar al estómago, cuando la marca de referencia quede a nivel de la nariz.

Si la sonda utilizada tiene guía retirarla.

Comprobar su correcta colocación de las siguientes maneras:

comprobar sonda nasogastrica

Aspirar suavemente con la jeringa para extraer contenido gástrico.

Introducir de 10 a 20ml de aire con la jeringa, según la edad y peso del paciente, y auscultar con el fonendoscopio en epigastrio, la ausencia de ruido indica mala colocación, esta técnica es poco fiable

 

Fijar la sonda sin impedir

 la movilidad y visibilidad del paciente.

Evitar decúbitos en las fosas nasales. 

Colocar placa de hidrocolide en zona de apoyo de la sonda sobre el carrillo, para evitar UPP.

Según la finalidad del sondaje; colocar tapón, bolsa colectora, aspiración o nutrición. 

No iniciar la alimentación en volúmenes máximos. Evitar la introducción de aire con la alimentación.

Ayudar al paciente a adoptar una postura cómoda.

Retirar el material utilizado en los contenedores indicados.

Retirar los guantes. 

Higiene de manos.  

Mantenimiento de la sonda nasogastrica

  • Observar que la marca de referencia se encuentra a nivel de la nariz y que no se ha desplazado.
  • Movilizar la sonda cada 24 horas, retirándola o introduciéndola un poco.
  • Cambiar diariamente la zona de fijación, para evitar decúbitos. 
  • Inspeccionar las fosas nasales por si se produjeran irritaciones. 
  • Limpiar las fosas nasales diariamente. 
  • Limpiar diariamente la parte externa de la sonda con agua tibia y jabón suave, aclarando y secando posteriormente.
  • Aplicar lubricante en la fosa nasal, si presenta sequedad o costras.
  • Higiene bucal diaria y mantener los labios hidratados. 
  • El cambio de sonda varía según el material de ésta: cada 7-14 días para las de polietileno, cada 2-3 meses para las de poliuretano y cada 3-6 meses para las de silicona, intercambiando los orificios nasales.
  • Ayudar al paciente a adoptar una postura cómoda.
  • Retirar el material utilizado en los contenedores indicados.
  • Retirar los guantes. 
  • Higiene de manos.  

Retirada de la sonda nasogástrica

  • Confirmar la prescripción médica de retirada de la sonda.
  • Colocar la empapadera alrededor del tórax del paciente para recoger cualquier secreción mucosa o gástrica de la sonda.
  • Facilitar pañuelo de papel o celulosa para limpiarse la nariz y la boca después de retirar la sonda.
  • Desconectar la sonda del sistema de aspiración si la hay.
  • Pinzar o taponar la sonda.
  • Quitar fijación de la sonda.
  • Solicitar al paciente que haga una inspiración profunda y una espiración lenta.
  • Retirar la sonda con un movimiento continuo y moderadamente rápido. No forzar la salida de la sonda.
  • Colocar la sonda en la bolsa lo antes posible.
  • Verificar que la sonda está intacta.
  • Efectuar higiene de fosas nasales y boca. 
  • Ayudar al paciente a adoptar una postura cómoda. Mantener al paciente en posición de Fowler al menos durante 30 minutos, para prevenir aspiración.
  • Retirar el material utilizado en los contenedores indicados.
  • Retirar los guantes. 
  • Higiene de manos.  
  • En las primeras 24 horas tras retirada de la sonda, valorar posibles alteraciones gastrointestinales como náuseas, vómitos, signos de distensión abdominal. 

Consideraciones especiales

  • La disminución del nivel de conciencia es una contraindicación relativa por el incremento del riesgo de aspiración. Si es necesario, se puede hacer con intubación endotraqueal previa. 
  • La esterilidad para todo el sistema no es imprescindible, pero sí mantener una higiene adecuada. 
  • Complicaciones posibles:
  • Colocación en árbol traqueobronquial.
  • Broncoaspiración.
  • Lesión traumática de fosas nasales, faringe y/o esófago.
  • Rotura de varices esofágicas.

Consideraciones a grupos etarios

  • En niños pequeños y lactantes puede ser necesaria la contención mecánica durante la colocación de la sonda y a lo largo de todo el tratamiento. 
  • Colocar al lactante en un asiento de lactante o con una toalla enrollada o una almohada debajo de la cabeza y los hombros.
  • Examinar las fosas nasales, obstruyendo uno de los orificios y sentir el paso de aire por el otro. Si el paso del aire nasal es muy pequeño o está obstruido, puede ser más adecuada una sonda orogástrica. 
  • Medir la longitud de la sonda (nariz, lóbulo oreja, punto situado a media distancia entre el ombligo y apéndice xifoides) y marcar.
  • Si se realiza sondaje orogástrico medir la longitud de la sonda (lóbulo oreja, comisura labial, apéndice xifoides) y marcar.
  • El volumen de aire a introducir para la comprobación de la sonda irá en función del peso y talla del niño.
  • No hiperextender o hiperflexionar el cuello del lactante, puede ocluir las vías aéreas.
  • Fijar con esparadrapo a la zona situada entre el extremo de los orificios nasales y el labio superior, así como a la mejilla.
  • En prematuros y neonatos, medir la distancia desde el puente nasal hasta el apéndice xifoides.

Registro

  • Anotar en el registro correspondiente:_
  • Procedimiento realizado.
  • Firma, fecha y hora de realización.
  • La respuesta del paciente al procedimiento.
  • Tipo de sonda.
  • Método mediante el cual se determinó la colocación correcta de la sonda.
  • Color y cantidad de contenido gástrico cuando se efectúa aspiración.

Síguenos en nuestra pagina de facebook para mantenerte actualizado con las entradas en nuestro blog

REFERENCIAS:

  • Dirección de enfermería. Hospital Universitario Reina Sofía. Manual de Protocolos y Procedimientos Generales de Enfermería. Córdoba.2010. [Consultado 19 Nov 2011
  • Gerencia del Área de Salud de Badajoz. Procedimiento de administración de alimentación por sonda nasogástrica o naso intestinal. [Consultado el día 3 de Nov 2011
  • Hospital La Paz. Madrid. Técnicas y Procedimientos de Enfermería. Madrid. 2002. [Consultado el 20 de Noviembre de 2011]. 
  • Hospital Universitario Virgen del Rocío. Manual de Procedimientos Generales de Enfermería. Sevilla. Junio 2008. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011].  
  • Junta de Andalucía. Consejería de Salud. Estrategia para la seguridad del paciente. Sevilla. 2006. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011]. Edición electrónica
  • Kozier B., Erb G., Berman A., Snyder S. Fundamentos de Enfermería. Conceptos, Proceso y Práctica. 7ª ed. Madrid. Interamericana. McGraw-Hill; 2005.
  • Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente  y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica. BOE número 274 de 15/11/2002, páginas 40126 a 40132 (7 págs.). [Consultado el 31 de Enero de 2012]. 
  • McCloskey Dochterman, J. Bulechek, G, editors. Clasificación de intervenciones de enfermería (NIC). 4ª Ed. Madrid: Elsevier España; 2005.
  • Organización Mundial de la Salud. Preámbulo a las soluciones para la seguridad del paciente. Ginebra 2007. [Consultado el día 10 de Noviembre de 2011]. 
Sonda Nasogástrica Inserción, Cuidados, Mantenimiento y Retirada 

Comentarios

comments

Written by

Alex Santiago

Soy licenciado en enfermeria, mi area laboral por ahora se encuentra en medicina preventiva y salud publica; me encanta mi profesion y compartir mis conocimientos, apasionado en las nuevas tecnologias orgullosamente mexicano, trabajador IMSS y tambien soy administrador de la pagina Yo Amo Enfermeria en Facebook e Instagram, buscanos ahi para mantenerte actulizado de todas nuestras nuevas entradas :)