Saltar al contenido
Yo Amo Enfermería

Disfagia o dificultad para tragar

DISFAGIA

Disfagia o dificultad para tragar

  La disfagia es la dificultad para tragar producida por la alteración anatómica o funcional de las diversas estructuras que intervienen en la deglución.
   Es un síntoma presente en diferentes patologías pero también se produce como secuela de tratamientos por enfermedades que afectan a las áreas implicadas en el mecanismo de la deglución
Disfagia o dificultad para tragar

Otras posibles causas de disfagia (dificultad en la deglución) pueden ser las siguientes:

  • Enfermedades de la faringe o de la cavidad bucal (por ejemplo, la amigdalitis, la faringitis o una infección de hongos, como en caso de aftas).
  • Enfermedades del esófago (por ejemplo, divertículo esofágico, acalasia).
  • Enfermedades neurodegenerativas (esclerosis múltiple, Parkinson).
  • Hernia diafragmática (hernia de hiato).
  • Aspiración de cuerpos extraños.
  • Demencia.

Consecuencias de la disfagia

Las alteraciones de la deglución ocasionan dos tipos de complicaciones:
1. las derivadas del insuficiente aporte de nutrientes y de agua debido a una deglución ineficaz
2. las derivadas del riesgo de que los alimentos y las secreciones digestivas y faríngeas alcancen las vías respiratorias y los pulmones.

disfagia

Complicaciones de la disfagia

Deshidratación

La deshidratación en relación con la disfagia, se produce predominantemente por la disminución del aporte de líquidos, pero al reducirse también la ingesta global de alimentos, se reduce la del agua contenida en los
mismos y la resultante del metabolismo de los nutrientes. El riesgo aumenta cuando se añaden pérdidas extraordinarias de agua por fiebre, vómitos diarrea o tratamiento con diuréticos.

Estreñimiento

Otra consecuencia de la insuficiente ingesta líquida es el estreñimiento, al reducirse el contenido de agua y el volumen de esta en  las heces.

Desnutrición

Está causada por la reducción de la cantidad y variedad de los alimentos, debido a la propia disfagia, y a la disminuida densidad calórica de las comidas domésticas, en un intento de facilitar la deglución. 

disfagia infografia

Tratamiento de la disfagia

El tratamiento de la disfagia depende del tipo o de la causa del trastorno de deglución.

Disfagia orofaríngea

Si tienes disfagia orofaríngea, el médico puede derivarte a un logopeda o a un terapeuta de la deglución, y el tratamiento puede comprender lo siguiente:

Ejercicios de aprendizaje. Ciertos ejercicios que pueden ayudar a coordinar los músculos que se utilizan para tragar o a volver a estimular los nervios que provocan el reflejo de la deglución.

Aprender técnicas de deglución. También puedes aprender maneras de colocar los alimentos en la boca o de posicionar el cuerpo y la cabeza para que te sea más fácil tragar. Si la disfagia se debe a problemas neurológicos, como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson, es posible que te enseñen ejercicios y nuevas técnicas para tragar a fin de ayudar a contrarrestarla.

Dilatación esofágica. Si tienes el esfínter esofágico inferior tensionado (acalasia) o constricción esofágica, el médico puede utilizar un endoscopio con un globo especial conectado a él para estirar y expandir ligeramente el ancho del esófago o pasar uno o más tubos flexibles para estirarlo (dilatación).

Cirugía. Si tienes un tumor esofágico, acalasia o un divertículo faringoesofágico, es posible que necesites cirugía para despejar el conducto esofágico.

Medicamentos. La dificultad para tragar relacionada con la enfermedad por reflujo gastroesofágico se puede tratar con medicamentos orales recetados para reducir el ácido estomacal. Es posible que debas tomar estos medicamentos por un período prolongado. Si tienes esofagitis eosinofílica, es posible que debas tomar corticosteroides. Si tienes espasmos esofágicos, pueden recetarte relajantes musculares.

Nota:

Hasta que asistas a la cita médica, puede ayudar que mastiques los alimentos más lento y más de lo normal. Si padeces acidez estomacal o enfermedad por reflujo gastroesofágico, intenta consumir porciones más pequeñas y evita comer justo antes de dormir. También es posible que los antiácidos de venta libre ayuden de manera temporal.

 

visita nuestra pagina de facebook: Yo Amo Enfermería  para mantenerte actualizado

 

Disfagia o dificultad para tragar

Comentarios

comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: