Saltar al contenido
Yo Amo Enfermería

Sistemas de administración de oxígeno

Sistemas de administración de oxigeno

Sistemas de administración de oxígeno

En la Oxigenoterapia se utilizan distintos sistemas de administración de oxígeno que son el conjunto de dispositivos o herramientas con los que se consigue introducir el gas en la vía aérea.

Es imperativo conocer el mecanismo fisiopatológico de una determinada situación de hipoxia antes de iniciar el tratamiento, así como ser conscientes de que existe una respuesta individualizada de cada sujeto. Además, se debe insistir en el empleo racional y protocolizado de este tipo de terapia en pacientes crónicos.

En el mercado existen varios de ellos, distinguiéndose según su complejidad, coste y precisión en el aporte de O2. En general se dividen en dos grandes grupos:

  • Sistemas de bajo flujo (cánulas o puntas nasales y mascaras simples y con reservorio).
  • Sistemas de alto flujo (tipo Venturi).

La diferencia estriba en la posibilidad de garantizar una fracción de oxígeno inspirada constante en cada una de las respiraciones del paciente.

  1. Sistemas de bajo flujo

Características:

  • No proporcionan el requerimiento inspiratorio total del paciente.
  • La FiO2 que se alcanza en las vías aéreas es variable y depende del patrón ventilatorio del paciente y del flujo de oxígeno.

 

Puntas nasales

Puntas nasales

Dispositivo confortable para el paciente que le permite comer, beber y hablar sin necesidad de ser retirado. No nos permite conocer con exactitud la concentración de oxígeno en el aire inspirado, ya que depende de la demanda inspiratoria máxima del paciente (cada L/m aumenta un 2 -­ 4% la FiO2). Se debe limitar el flujo a través del sistema a menos de 5 L/min ya que flujos mayores secan la mucosa nasal, provocan irritaciones y no consiguen aumentar la FiO2.

Mascarilla facial simple

Mascarilla facial simple

Este dispositivo carece de válvulas y de reservorio, sólo dispone de unos agujeros laterales para permitir la salida del aire espirado al am-­‐ biente. Permiten liberar concentraciones de O2 de hasta el 40% con flujos bajos (5-­‐6 l/m). Interfieren para expectorar y comer. Con este sistema resulta difícil el aporte de bajas concentraciones de oxígeno inspirado y por tanto, la prevención de la retención de carbónico.

Mascarilla con reservorio

Mascarilla con reservorio

La colocación de una bolsa reservorio en el circuito de entrada de la mezcla gaseosa, permite el aporte de FiO2 mayores del 60%.

La bolsa reservorio se debe mantener inflada para impedir su colapso (generalmente con flujos de 8 a 15 L/m). Presenta tres válvulas que impiden la recirculación del gas espirado: una ubicada entre el reservorio y la mascarilla, que permite que pase O2 desde el reservorio durante la inspiración, pero impide que el gas espirado se mezcle con el O2 del reservorio en la espiración; las otras dos, localizadas a cada lado de la mascarilla, permiten la salida del gas exhalado al ambiente durante la espiración, a la vez que impiden que entre aire ambiental en la inspiración que podría reducir la FIO2.

Estas mascarillas se emplean en la insuficiencia respiratoria hipoxémica porque permiten el aporte de altas concentraciones de O2, pero son claramente inapropiadas en pacientes hipercápnicos que se agravan con la administración excesiva de O2.

  1. Sistemas de alto flujo

Características:

  • Proporcionan el requerimiento inspiratorio total del paciente.
  • La FiO2 es independiente del patrón ventilatorio del paciente y se mantiene constante.

Mascarilla tipo Venturi

Mascarilla tipo Venturi

Sistema que permite la administración de una concentración exacta de oxígeno, proporcionando niveles de FiO2 entre 60% con independencia del patrón ventilatorio del paciente. Estas máscaras contienen válvulas de Venturi que utilizan el principio de Vernoulli: «cuando el oxígeno pasa por un orificio estrecho se produce una corriente de alta velocidad que arrastra una proporción prefijada de aire ambiente».

La entrada de aire depende de la velocidad del chorro del aire (flujo) y el tamaño de apertura de la válvula. La respiración de aire espirado no constituye un problema porque las altas tasas de flujo permiten la renova-­‐ ción del aire en la máscara.

(NOTA: EN TODOS LOS CASOS EN QUE SE SUMINISTRA OXIGENOTERAPIA SE DEBE CONTROLAR, PERIÓDICAMENTE, AL PACIENTE Y AL EQUIPO, Y MANTENER LA HIGIENE DE LOS DISPOSITIVOS EMPLEADOS)
  1. Otros sistemas

Oxigenación hiperbárica

Oxigenación hiperbárica

 

El oxígeno hiperbárico es oxígeno al 100% a dos o tres veces la presión atmosférica a nivel del mar, indicado en la intoxicación por monóxido de carbono, siendo el método más rápido para revertir los efectos de dicha intoxicación.

Presión continua positiva en la vía aérea. CPAP y BIPAP

Presión continua positiva en la vía aérea. CPAP y BIPAP

En situaciones de hipoxemia, es utilizado para pacientes conscientes y colaboradores y hemodinámicamente estables. La CPAP se aplica a través de una mascarilla ajustada herméticamente y equipada con válvulas limitadoras de la presión. aunque tambien es importante conocer los PELIGROS Y MONITORIZACIÓN DE LA OXIGENOTERAPIA

Te dejamos con una plantilla a modo de resumen:

Sistemas de administración de oxígeno
Imagen tomada de Internet, esta imagen no es de nuestra utoria

 

Síguenos en nuestra pagina de facebook para mantenerte actualizado con las entradas en nuestro blog

Referencias

  • Casanova M, Hernández M, Medina G. Manual de Neumología y Cirugía Torácica. Madrid: Editorial Médicos, 1998:567-77.
  • Stuart-Harris C, Bishop J, Clarck T. Medical research council working: long-term domiciliary oxygen therapy in chronic hypoxic, Corpulmonale,
  • Complicating chronic bronchitis and Emphysema. Lancet 1991;1:681-6.
  • Bailey M, Ferguson G, Higgings M. Strategies in preserving lung health and preventing CPOD and associated diseases. Chest 1998;113:1255-95.
  • Mosquera J. Oxigenoterapia. Cuándo, cuánto y cómo. Rev Clin Esp 1994;194:128-33.
  • Estopá R. La oxigenoterapia continua. Arch Bronconeumol 1988;3:126-7.
  • Sánchez J. La oxigenoterapia en los enfermos pulmonares crónicos. Arch Bronconeumol 1988;3:123-5.
  • Isselbacher K. Principios de Medicina Interna de Harrison. 18 ed. Madrid: Interamericana, 1994;t 1:1383.

En la Oxigenoterapia se utilizan distintos sistemas de administración de oxígeno que son el conjunto de dispositivos o herramientas con los que se consigue introducir el gas en la vía aérea.

Comentarios

comments

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: