Salud definición y modelos

La OMS en 1946 definió la salud como el «estado de bienestar físico, psíquico y social y no solamente la ausencia de enfermedad»

salud

Aunque a lo largo de la historia han surgido otras muchas definiciones:

  1. Perpiñán: «Aquella manera de vivir que es autónoma, solidaria y profundamente alegre».
  2. Florence Nightingale: «La salud significa estar bien y utilizar las propias capacidades para alcanzarla totalmente».
  3. Dorothea Orem: «La salud es un estado de la persona caracterizado por el vigor o la totalidad del desarrollo de las estructuras humanas y del funcionamiento corporal y mental».

Lo que entendemos por Salud ha ido variando a lo largo de los años, dependiendo de las condiciones de vida, la política, la economía, el conocimiento científico y demás características de cada época.

CONCEPTO DE SALUD

Podríamos decir que de una manera simple el concepto de salud significa:


Encontrarse bien en todos los aspectos, es decir, física, mental, socialmente y algunos autores incluyen la espiritualidad y la parte ecológica


  • La salud física hace referencia a la capacidad de nuestro cuerpo para realizar trabajos donde se incluya la fuerza, resistencia, flexibilidad, agilidad, habilidad y coordinación.
  • La salud mental no hace referencia a la ausencia de un desorden mental reconocido, sino que es el estado de equilibrio emocional y psicológico que nos permite resolver los problemas de la vida diaria, funcionar en sociedad y utilizar nuestras capacidades cognitivas y emocionales adecuadamente (Merrian-Webster).
  • La salud social es aquella que nos permite relacionarnos con el resto de personas y el ambiente.
  • La salud ecológica: esta salud es importante, dado que las posibilidades de llevar una vida mínimamente normal están en relación directa con la salud ambiental: aire puro, agua limpia, control de ruidos, belleza del ambiente, etc. El hombre es un ser vivo solidario del resto de la biosfera, esto es, es un ser con-un-entorno. El ambiente, pues, puede influir o predisponer a la persona a tener más o menos salud y a desarrollar o no alguna enfermedad.
  • La salud espiritual: este modo de entender la salud no puede quedar ignorado, dada la naturaleza metafísica del ser humano. La salud espiritual debe ser entendida como aquel estado en el que las creencias de una determinada persona o pueblo son incluidas como elementos constituyentes de la existencia y de la felicidad que cada persona o pueblo quiera creer o perseguir. Pero las ideas y creencias pueden ser más saludables unas que otras (sobre todo, algunas imágenes o interpretaciones de lo divino), así como ser más beneficiosas o más dañinas unas que otras para el ser humano. Por otro lado, el mundo de la interioridad no puede ser menospreciado si queremos tener una concepción integral de la salud humana o dotar algunas experiencias humanas de cierto sentido.

De todas formas, no existe un límite definido entre la salud y la enfermedad, sino que hay diferentes grados y niveles, pero tampoco disponen de unos criterios claramente establecidos.

MODELOS DE SALUD

Como podemos deducir, el Concepto de Salud es muy complejo; para explicar sus relaciones con la enfermedad existen una serie de modelos, entre los que destacan:

Modelo Médico:

Por salud se entiende la ausencia de enfermedad, por lo tanto lo contrario a la salud en este modelo es la enfermedad. Según Dunn, la salud es «un estado relativamente pasivo de libertad de enfermedad… una condición de relativa homeostasis».

Modelo Ecológico:

En este modelo la persona interactúa con el medio ambiente y esto es lo que provoca la presencia o ausencia de enfermedad.

Modelo de Capacidad de trabajo de la persona:

En este modelo la salud es el poder llevar a cabo un trabajo, así Parsons estableció que la salud es el «estado óptimo de un individuo que le permite llevar a cabo sus funciones de forma eficaz».

Modelo de Adaptación:

En este modelo debemos distinguir a dos autores:

  • Dubosla enfermedad es consecuencia de la no adaptación del individuo al medio.
  • Murray y Zentner: la salud es un «estado de bienestar en el que la persona es capaz de analizar los procesos de adaptación, con fines determinados, de fomra física, mental, emocional, espiritual y social, en respuesta a estímulos internos o externos (tensiones) para mantener su estabilidad relativa, comodidad y para conseguir lograr sus metas personales y culturales».

Modelo de Evolución

En este modelo el último fin de la persona es evolucionar o alcanzar su máximo desarrollo. Aquí se incluye Maslow y su conocidísima pirámide de las necesidades humanas.

En 1954 Maslow estableció que cada persona dispone de una serie de necesidades humanas básicas mediante las que se integra el sistema homeostático, dichas necesidades son imprescindibles y deben estar cubiertas para que exista el estado de salud del individuo, por lo que se colocan en la parte más baja de la pirámide.

Una vez que el individuo ha cumplido las necesidades más básicas o fisiológicas, van surgiendo otras necesidades secundarias que se colocan en los escalafones superiores de la pirámide. En la parte más alta se encuentra la Autorrealización del individuo, que una vez se satisface es cuando se encuentra un verdadero sentido a la vida, según dice el propio Maslow.

También siguen esta misma estructura jerárquica la teoría de Montagu (1975) y la de Kalish (1982).

Pero el concepto salud encierra principalmente dos criterios en cuanto a su identificación como «estado sano», esto es, el estado o la manera en que cada uno se encuentra, se experimenta o percibe y define el «estar sano», que es mucho más amplio que el no estar meramente enfermo. Los criterios que igualan la salud como «estado sano» son básicamente dos:

  • El criterio objetivo (datos físicos observables y medibles relacionados con la salud biológica o física)
  • El criterio subjetivo (percepción que cada uno tiene acerca de su salud y su sentimiento de estar sano).

Ambos criterios nos dan las pautas para hablar del significado de estar sano. En cuanto al primer aspecto (el aspecto objetivo), ha sido quizá Pedro Laín Entralgo el que mejor ha abordado dicho tema, distinguiendo cinco criterios
objetivos del concepto salud:

  1. un criterio morfológico (ausencia de lesiones o alteraciones físicas);
  2. un criterio etiológico (inexistencia de taras genéticas o agentes patógenos en el organismo del sujeto);
  3. un criterio funcional (es sano el hombre que es normal desde el punto de vista orgánico y funcional);
  4. un criterio utilitario (es sano el individuo que puede tener un rendimiento vital sin exceso de fatiga o daño);
  5. un criterio comportamental o conductual (es sano quien está integrado socialmente). Por lo que corresponde al sentido subjetivo de «estar sano» habría que hablar de algunos motivos psicológicos, como: conciencia de la propia validez, sentimiento de bienestar psico-orgánico, cierta seguridad de poder seguir viviendo, libertad respecto al propio cuerpo, sentimiento de semejanza básica con los demás hombres y la posibilidad de gobernar el juego vital de la soledad y la compañía

Síguenos en nuestra pagina de facebook para mantenerte actualizado con las entradas en nuestro blog

La OMS en 1946 definió la salud como el \